¿Perros peligrosos o dueños irresponsables?

En gran parte de los países del mundo, existe una ley contra “perros peligrosos”.

En Argentina, a partir del 2010, existe una ley vigente para la provincia de Buenos Aires (N°14107) que obliga a los dueños de dichos perros a:

*Estar inscripto antes de cumplir los seis meses de vida.
*Identificar al perro mediante un chip.
*En espacios públicos debe utilizar correa o cadena de menos de un metro de longitud, collar y bozal.

Mientras esta ley estaba vigente, durante el 2012, se recibieron más de 6500 denuncias por ataques de perros, en mayoría a niños de entre 5 y 9 años.

Finalmente, mediante estos nuevos hechos, se promulgó en el 2012 la ley N°4078 vigente en la provincia de Buenos Aires. Se nombró como “perros peligrosos” a las siguientes razas:

Pit bull terrier Akita inu Gran perro japonés
Staffordshire bull terrier Doberman Mastín napolitano
American staffordshire terrier Rottwiller Presa canario
Dogo argentino Bullmastiff Ovejero alemán
Fila brasileño Dogo de burdeos Cane corso
Tosa inu Bull terrier Adiestrados para ataque

Además de las razas nombradas, se considera peligrosa a:

  1. Cualquier cruce derivado de las razas mencionadas anteriormente.
  2. Aquellos que tengan las siguientes características: más de 20 kilogramos de peso corporal, cabeza voluminosa y cuello corto, perímetro torácico superior a los 60 centímetros, fuerte musculatura, mandíbula grande, resistencia física.

A su vez, los dueños de estos perros deben tener estas obligaciones:

  • Deben inscribir al perro en el registro correspondiente, antes de los 3 meses de vida.
  • Obligatoriamente, el perro debe tener una chapita identificatoria en su collar con el nombre del dueño y el número de registro.
  • El robo o la pérdida del perro, debe ser comunicado al registro correspondiente.
  • Debe tener un seguro que cubra Responsabilidad Civil. En SeguroMascotas tenemos planes que cubren la Responsabilidad Civil.
  • Y más.

Pero, ¿realmente estos perros son “peligrosos”? Los perros son señalados como los culpables de todas las acciones, mientras sus dueños no son evaluados, ya que tener un perro requiere una gran responsabilidad.

Los dueños de dichos perros son responsables de la mayoría de sus actos y muchos los entrenan para luchar hasta la muerte. En este caso, vemos la crueldad a la que puede llegar el ser humano, solamente por codicia.

Se necesita ser muy responsable para tener una mascota y brindarle todo el cariño que necesita. Para cuidar de ellos como corresponde no olvides contratar el seguro para mascotas, en SeguroMascotas.